Gastos de envío gratuitos (en la Península y Portugal) desde 50€ de compra. Dismiss

Por qué el manejo del estrés es importante para los creativos

Foto por Christelle Bourgeois.

 


Cuando escribo mi blog lo hago pensando en como poder ayudarte, pero en realidad, los temas que voy tratando son temas que están muy presentes en mi vida.

Escribir sobre ellos me ayuda de un modo muy terapéutico ya que me informo sobre cosas que me ayudan a comprender mis problemas y a sentir que está en mi mano, poder superarlos o simplemente sobrellevarlos. Cuando acabo de escribir, me siento mucho más fuerte para hacerle frente a mis preocupaciones como persona y como creativa.

En esta ocasión, te voy a hablar del estrés, y es que, llevo las últimas tres semanas sintiendo un estrés muy fuerte. Desde que me levanto se activa, probablemente me lo llevo a dormir conmigo la noche anterior. Esa cosa llamada estrés no me deja aterrizar en la tierra, no me deja concentrarme, me mantiene en un estado de alerta constante y me provoca mucho dolor, tanto emocional como físico. Me da puñetazos fuertes en la parte frontal de mi cabeza y me destroza el cuello a base de rampas. Luego me llena el estómago de nervios y me bloquea la respiración. ¡Un cuadro, vaya!


La buena noticia es que desde que he incluido algunos hábitos lo estoy reduciendo notablemente. La segunda buena noticia es que, el estrés, al ser provocado por nosotros mismos, lo podemos gestionar e incluso eliminar.

 

Así que me he decidido firmemente a plantarle cara. A darle los buenos días por la mañana, a hablarle directamente y por su nombre. A permitirle que se quede un ratito conmigo y negociar cara a cara si debe quedarse otro rato más.

 


¿Por qué es tan importante para los creativos el manejo del estrés?


 

Resulta que cuando tu cerebro sufre estrés, libera una hormona llamada cortisol. Demasiado cortisol puede reducir la corteza prefrontal que es donde tu cerebro se enfoca y toma decisiones.

Cuando altos niveles de esta hormona se acumulan en tu cerebro durante períodos prolongados, disminuye la cantidad de señales eléctricas en tu hipocampo – la parte de tu cerebro donde se controla el estrés – incluso puede causar que se generen menos células cerebrales por lo que la capacidad de tu cerebro para aprender y recordar puede quedar disminuida. Todo esto, obviamente, empeora tu productividad y bloquea tu creatividad. Es por eso que el manejo del estrés es tan crucial para las personas creativas.

 

Foto por Ola Mishchenko.

 


¿Cómo consigo gestionar mi estrés?


 

Para, quizás esta sea la parte más difícil porqué no solemos darnos damos permiso para parar. Parece que está mal visto. Aunque en realidad, somos nosotros mismos los que lo vemos mal. (Echa un vistazo a mi artículo Slow Down to Speed Up tu Creatividad).

Parar, es la única, sí, digo ÚNICA manera de que puedas ponerte bien. Aquí te explico cuales son las estrategias que me permiten superar mis momentos de estrés:

 


1. Respira.

Puedes empezar con técnicas mucho más sencillas y cortas como la técnica de respiración nasal alternativa. En general, se ha demostrado que la respiración consciente reduce el ritmo cardíaco y ayuda en la batalla contra el cortisol. Además, darse unos minutos para no hacer nada más que sentarse y respirar realmente puede cambiar tu día.

Nadi Shodhana, comúnmente conocida como respiración nasal alternativa, es una práctica antigua conocida por equilibrar los dos lados del cerebro al alternar las fosas nasales que inhalas y exhalas. Aprende como hacerlo en este video. Ya sea que lo pruebes durante treinta segundos o treinta minutos, cualquier cantidad de respiración nasal alternativa beneficiará tu estado de ánimo.

 

Foto por Vinicius Henrique.

 


2. Ábrete y pide ayuda.

Si una buena sesión de respiración consciente no funciona, contar con un amigo puede ser fundamental para mantener tu estrés a raya. A menudo olvidamos como nos ayuda expresar nuestras emociones.

Si sigues sintiendo la presión de un proyecto o fecha límite, no tengas miedo de pedir ayuda. Un par de ojos extra pueden ser el antídoto perfecto para superar un momento difícil.

De hecho, cuando hablamos con alguien somos capaces de sintetizar y organizar mejor los pensamientos. Por lo que generalmente, en el transcurso de la charla somos nosotros mismos los que encontramos la solución a nuestro problema. 

 

Foto por Nicole Honeywill.

 


3. Asegúrate un tiempo para la concentración.

Una práctica infalible, es prometerme espacios para la concentración, en los que solo llevo una cosa entre manos. Ya sea de un hora, o 40 minutos, o el tiempo que sea, es la promesa de que podré solucionar algo tranquilamente porque tengo el tiempo y la tranquilidad para ello.

Desarrolla la confianza en tus capacidades y date cuenta de que cuando te concentras eres capaz de resolver cosas que te parecían imposibles. Si quieres leer más sobre como entrenar tu concentración, sólo con papel y lápiz: aquí.

 

Foto por Georgie Cobbs.

 


4. Escribe un diario.

Aunque no soy tan consistente como debería ser, escribir un diario incluso sobre las frustraciones más insignificantes de mi día a día puede poner mis pensamientos en perspectiva muy rápido. Vaciando todo ese desorden cerebral en un diario me ayuda a liberar un espacio en mi cabeza para organizar y enfocar. Este ejercicio te ayudará a romper el círculo vicioso de irte a la cama lleno de nervios y dominado por el estrés, dormir mal y levantarte otra vez estrenado.

 

Foto por Estee Janssens.

 


¿Quieres recibir más inspiración?

Si quieres recibir más consejos como este, suscríbete a mi newsletter “Boost Your Creativity” justo debajo de este post y te enviaré un email semanal con más consejos para que lleves tu #CreatividadToTheTOP, además de mucha inspiración y mucho diseño para los amantes de la cultura visual.

Un abrazo muy fuerte #VisualCultureLover,

Raquel

Leave a Reply