Gastos de envío gratuitos (en la Península y Portugal) desde 50€ de compra. Descartar

Reivindicaciones de un trabajadora creativa 💪🏼


 

Ayer Día del Trabajador fue una fecha muy importante para todos. En honor a él, descansé y no publiqué nada como hago habitualmente los martes en mi blog, pero no pude parar de pensar sobre que implicaba ser creativo y trabajar de ello. No es que tengamos las peor profesión del mundo, pero si que somos unos incomprendidos.

Culturalmente, no se llega a consolidar la idea de que las actividades artísticas y creativas son actividades profesionales. No se trata de hobbies, nos ganamos la vida con ello. Y por eso no es un juego para nosotros.

Otro de los temas, es que socialmente no se valora. A nadie se le ocurriría no pagar a su médico o a su abogado, pero nos resulta de lo más habitual descargar música, películas, libros, fotografías, tipografías (fuentes para el ordenador)… etc de manera pirata. Son ideas muy difíciles de erradicar si encima nuestro gobierno no nos apoya.

Soy de las que piensa que los grandes cambios empiezan por nosotros mismos, por eso hoy he escrito una serie de reivindicaciones para que nos ayuden a tomar consciencia sobre la valía que tenemos, para que nos tomemos más enserio nuestra profesión y que se lo transmitamos a aquellos que no son capaces de verlo:

 


Respecto a nuestra industria:


 

Reivindicación Nº1:

NUESTRO TRABAJO NO ES GRATIS

Algunas marcas grandes se benefician de la necesidad de trabajo y de lo apasionados que somos. Amigo mío, si te ofrecen un proyecto y te dicen que no te lo van a pagar pero que pienses en la reputación que te va a dar te están tendiendo una trampa. Es uno de los vicios del sistema, del que todos somos responsables. Hay que aprender a decir, no gracias.

Puede que estés empezando y necesites un push, y lo veas como una inversión. Es comprensible. Pero la verdad es que las marcas son conocedoras de nuestra situación de necesidad. Y juegan contigo. Entiendo la situación, todos hemos cedido en distintas ocasiones. Pero al fin y al cabo lo hemos hecho de modo irresponsable. Nuestros salarios son irrisorios para estas marcas, pero para ti lo es todo. Para ti y para los que fueron compañeros tuyos de clase, para los profesionales que admiras y para los profesionales que están por venir.

 

Foto por Ian Dooley.


 

Reivindicación Nº2:

NUESTRO TRABAJO APORTA VALOR

No todos los trabajos lo hacen. Los creativos somos capaces de profundizar donde otros se quedan en la superficie. Encontramos soluciones donde los demás ven problemas. Transformamos lo existente para generar ideas nuevas. La innovación está en nuestro ADN y sin este tipo de mentalidad ninguna empresa puede ser competitiva en el mercado actual. Esto no lo hace cualquiera.

 


 

Reivindicación Nº3:

NUESTRO TRABAJO NO ES UN HOBBIE

Que nos guste nuestro trabajo no quiere decir que no sea un trabajo serio. Requiere la misma implicación que cualquier otro e incluso me atrevería a decir que mucha más.

Amigo cliente, nuestro trabajo te ayuda a conseguir nuevos clientes y a hacer que tus precios u honorarios sean más altos, a que te diferencies de tu competencia, a que conectes mejor con tus clientes… No perdamos de vista que nuestro trabajo les genera mucho dinero, ¿por que nuestros sueldos no van acorde a esto?

 

Foto por Ben Neale.


Respecto a nosotros mismos:


 

Reivindicación Nº4:

NOSOTROS LO VALEMOS

No se muy bien porque pero los creativos solemos tenemos la autoestima muy bajita. Esto nos lleva a aceptar sueldos irrisorios, a trabajar horas por un tubo y a aceptar a algunos clientes que, a la larga, nos hacen perder dinero.

No estamos del todo seguros de nuestra función en la sociedad y de todo el valor que aportamos. Y, ¿no te preguntas: ¿Por qué leches hay tantas marcas de cerveza que recurren a ilustradores, músicos, directores de cine…para vender más? ¿No será porque nuestras profesiones representan un gran valor tanto para ellos como para los consumidores finales? No lo podemos olvidar.

 


 

Reivindicación Nº5:

NO SOMOS ROBOTS

Tenemos muy a menudo la sensación de que no hemos sido especialmente productivos. Somos tan auto exigentes que nunca hemos hecho suficiente y siempre lo podríamos haber hecho mejor. Además es culpa nuestra, todo depende de nosotros, de nuestro talento.

Estupendo, entonces… ¿es que no hemos hecho nada? Donde queda el esfuerzo realizado y lo alcanzado. ¿Teníamos el ambiente o recursos idóneos para realizar el trabajo? ¿O como siempre la entrega era para antes de ayer?

 


 

Reivindicación Nº6:

SÍ SOMOS CREATIVOS, PERO TENEMOS UNA VIDA

Creemos que gran parte de nuestra valía personal depende de nuestra valía profesional. Al no separarlas hacemos que si el trabajo no sale del todo bien nos afecte en general.

A ver, piénsalo, ¿tiene sentido que un profesor esté de mal humor o triste con su familia si un alumno ha sacado un 4 en el último examen? No parece la mejor estrategia ¿verdad? Pues para el creativo debería ser exactamente igual.

Por otro lado, nuestras jornadas laborales son criminales, son tan tan extensivas que solo sabemos cuando las empezamos pero no cuando se terminan. On top of that, para nuestro cerebro, el trabajo no termina hasta que esté resuelto.

Luego, no se pagan las horas extras, están asumidas como parte intrínseca de nuestro trabajo. Como si fuéramos culpables de tener que trabajar más horas de las estipuladas por haber desarrollado nuestro talento creativo.

 


Respecto a las escuelas:


 

Reivindicación Nº7:

NO NOS MIENTAN, NO SOMOS NIÑOS

No se habla claramente de la industria. Ni de las oportunidades laborales reales. Ni de las condiciones de trabajo. Ni de la precariedad. Ni del poco valor que se les da. Nadie nos cuenta que nuestro sector está muy saturado y cuales son las estrategias a tomar para entrar en el mercado.

 

Foto por Oleg Laptev.

Que se hable de nuestros salarios reales. De como negociarlos. De como incorporarse al mundo laboral o empresarial. De como otros negocios se aprovechan de las industrias creativas. De que la creatividad y todas las actividades profesionales que de ella salen, forman una industria. Son al fin y al cabo un negocio. Un intercambio de servicios.

De que no es oro todo lo que reluce. Solo nos hablan de los resultados finales de algunos proyectos destacables pero no nos cuentan como se llegó ahí. Que es lo realmente enriquecedor e iluminador.

Se crean infinidad de masters y carreras que en el fondo no nos llevan a ninguna parte. En muchas ocasiones los profesores no han tenido una carrera profesional en el sector. Mi consejo: busca alternativas.

 


Hasta aquí mis reflexiones de hoy, espero que te hayan resultado útiles 😃 si tienes cualquier comentario me encantará leerlo y contestarte (baja hasta el final de esta página).

 


¿Quieres recibir más inspiración?

Si quieres recibir más consejos como este, suscríbete a mi newsletter “Boost Your Creativity” justo debajo de este post y te enviaré un email semanal con más consejos para que lleves tu creatividad to the TOP, además de mucha inspiración y mucho diseño para los amantes de la cultura visual.

Un abrazo muy fuerte #VisualCultureLover,

Raquel

Deja un comentario